lunes, 19 de enero de 2009

Clásicos a examen: La Sirenita


Queridos amorosos,
Buscando como siempre la fuente de tantos automatismos que llevan a féminas de todas las edades a la perdición, me estoy dedicando a revisar los clásicos que nuestras madres o nosotras mismas nos hemos metido por vía intravenosa. Historias de amor que hemos asimilado como reales y que no son más que cuentos sin pies ni cabeza. Que suerte tuvieron los chicos, que no tuvieron que crecer escuchando cuentos de hadas. Quizás esa pelota que patalearon hasta la extenuación, les han librado de algunas falsas creencias que nosotras llevamos de serie. 
Anoche fué "La Sirenita", de Walt Disney. La fundación Disney debería dedicar parte de sus ingresos a pagarnos el psicoanalista, porque películas como "La Sirenita", nos han hecho levantar nuestras aletas del suelo. 
En la película una adolescente rebelde con conchas en las tetas se enamora perdidamente de un humano. Su cuelgue es tal que pacta con la bruja de los mares para convertirse en humana y ver si por esas se liga al príncipe. De hecho desde el preciso instante en que la prota se enamora del príncipe, se obsesiona con él hasta el punto de darle la espalda a sus seres queridos y pasarse las leyes de su padre, el rey Tritón, por la mismísima aleta. Los amigos de la sirena rebelde saben que lo que está haciendo es una locura pero aún así la apoyan a seguir adelante ya que saben que si Ariel (que la chica tiene nombre de deterjente) no se liga al príncipe, a esa persona con la que no ha cruzado una sola palabra, "será una pobre desgraciada el resto de su vida". Después de varias peripecias Ariel se liga al príncipe, se casan justo después de darse el primer beso y se supone que siguen juntos forever and ever.
Pues bien, mantengamos a nuestros pequeños a salvo de semejante terrorismo emocional. Ya es hora de desechar de una vez por todas el concepto de "Una persona que es nuestra única oportunidad para ser feliz". Señores de Disney, revisen esos clásicos, por el amor de Dios!

6 comentarios:

Cheap and Cool dijo...

Así nos va a muchas féminas...que cuando finalmente encontramos al principe adecuado hemos tenido que pasar por dos o tres sindromes del dejado o de te dejo, o más....Educacion sentimental tendrían que dar en el cole para saber elegir desde pequeñitas que amigos y amantes son los adecuados para cada momento!;)
Feliz semana!
Ann

Sensaciones dijo...

Chica, se me ha salido el dentífrico de la risa. De todas formas, con los avances de la bioquímica, que parece que está todo tan claro, nos haremos un análisis de adn, hormonas, neurotransmisores, y llevaremos una tarjetina que diga: enamoramiento de 14 a 24 meses, Clase I. Enamoramiento de larga duración, Clase II (en extinción), je. Enamoramiento de días a unos meses. Clase III, etc.

Ya veréis, el Mundo Feliz está a las puertas de la ciencia. No os perdáis los anuncios da la farmacopea... Hay que aguantar un poco y, mientras tanto, amémonos humíldemente, si pué sé, vaya, si no, no dramatisemo.

Mireia dijo...

Yo lo que encuentro peor de toda la peli es el mensaje de la cancioncilla de Úrsula, la bruja brujísima:

"No olvides que tan solo tu belleza
Es mas que suficiente

Los hombres no te buscas si les hablas
No creo que los quieras aburrir
Alla arriba es preferido
Que las damas no conversen
A no ser que no te quieras divertir
Veras que no logras nada conversando
A menos que los pienses ahuyentar
Admirada tu seras si callada siempre estas
Sujeta bien tu lengua y triunfaras Ariel!"

Tela tela tela! Vaya aprendizaje!!!

La Juliana dijo...

yo creo que en este caso la sirenita lo que quería era escapar de su mundo y se buscaba la excusa del novio...

Sergio dijo...

todas las peliculas clasicas de Disney son ultraconservadoras, llenas de bombas sentimentales y topicazos non-stop. Tengo que buscar por internet algun texto que hable de ello analizando peli a peli que vais a cagar vinagre!!!

Perla del Turia dijo...

Disney ha hecho mucho daño, me declaro anti-disney total. Estoy dispuesta a admitir ciertos clásicos porque, aunque conservadores como dice Sergio, tienen un valor iconográfico y sentimental muy fuerte:
- Bambi, porque si el niño no llora con esta peli es que es un psicópata y como tal hay que darle tratamiento asap;
- la Bella Durmiente, porque tiene una de las mejores malvadas de la Historia;
- Dumbo, porque algunas de sus escenas son pura psicodelia.
De los 70 pa'cá, delete!!!