jueves, 27 de mayo de 2010

Atrae a cualquier persona que te gusta: La teoría del ovillo


Queridas amigas (y algún amigo)
Sigo Intensa como siempre, y sigo soltera, lo cual no está nada mal si te sabes rodear de las personas adecuadas.
Después de muchos meses de investigación y entrevistas con personas que saben muy bien como conseguir lo que quieren, he decidido que hay ciertos trucos que hay que compartir y poner en práctica, porque pueden dar un puntito de sal muy interesante a vuestras vidas sea cual sea vuestra situación sentimental.
Hoy os voy a dar un truquito súper sencillo y que nunca falla. Estos son los buenos. Se trata de la teoría del ovillo, y sirve para atraer el interés del macho dominante. Si lo pones en práctica tienes tu ración de sexo asegurada, además de una vida mucho más interesante.
La teoría dice algo así como que si coges un bonito ovillo de lana y lo pones al alcance de un gato dejándolo siempre a la vista, el felino no prestará mucha atención a la bola de lana. Sin embargo si pones la lana cerca del gato para después quitársela, éste se interesará por el ovillo. Si vuelves a poner el ovillo al alcance del gato, éste intentará mantenerlo a su lado (ya que sabe que el ovillo viene y va). Después de esto solo se trata de jugar. Que si suelto un poco de lana, que si ahora te la quito... El gato hará su vida (el buen gato, los otros no nos interesan) pero controlará el ovillo con el rabillo del ojo.
Total chicas, que hay que racionarse y mantener el factor sorpresa SIEMPRE. Por muy cool que uno sea, si lo damos todo, la otra parte se cansará enseguida. Y pasa lo mismo a la inversa. Si una persona se nos da por completo, muy fácilmente nos cansaremos de ese ovillo y buscaremos otro que nos de más juego.
Asi que ahí os dejo la perlita. La que quiera que lo reflexione y que lo ponga en práctica. El reto es conseguir mantener el juego de forma natural, que te resulte poco estimulante estar todo el rato al alcance del ser deseado. Ya me contaréis si funciona.

5 comentarios:

Mireia dijo...

Cómo te echaba de menos, querida Intensa.
Bonita metáfora la de hoy... comportarnos cual ovillo de lana frente a nuestro amado felino...
Lo malo es cuando viene alguna apestando a sardina y el nombrado felino pasa olímpicamente del ovillo para centrar su pituitaria en la recién llegada señal olfativa... en fin...

Pilar dijo...

Sabía de esta infalible técnica de seducción, pero nunca nadie me la había contando tan visualmente.

Gracias, me voy a practicar eso de enseñar y recoger el ovillo, que siempre se me enreda.

Carmina dijo...

Creo que has estado muy acertada con la teoría del ovillito. No vayas a pensar que entiendo muy bien al macho dominante cuando, para tenerlo entretenido, hay que andar que si suelto lana, que si cojo lana; pero lo cierto es que sus mentes machoman funcionan así. Si eres atractiva, les gustas a los amigotes, te pones más guapa si cabe para los demás que para él y para tí misma, te saltan mensajes cada dos por tres y tú los abres y no das pista alguna de que es una amiga la que te escribe o tu hermana sino que dejas puerta abierta a que sea un chulazo con el que tonteas y todas esas pequeñas cosas que no le dan descanso al macho dominante, este estará encantado con su chati. Pero si eres igual de mona, inteligente, independiente y estilosa pero le quieres, le adoras, sólo te vistes para él y/o con él y lo peor de todo, SE LO CUENTAS Y LO SABE , lee bien ESTÁS PERDIDA. ¿por qué? porque son como el gatito, necesitan estar entretenidos y en ascuas, no enamorados y esas chorradas. Como dice Rafaela Carrá: Si un día te has sentido enamorada, no se lo digas nunca. Cállalo.
(Ah, todo esto en mi modesta opinión).

Sensaciones dijo...

Me recuerda algo que dice Adolfo Marsillach en su autobiografía:

"Las parejas fracasan porque no saben jugar"

Me dejó pensando... ¿Y por qué a veces no resulta tan fácil jugar? Aparte, o mejor, continuando, el juego es un arma de doble filo, porque importa mucho la forma de vivirlo de cada cual, y pienso muy especialmente en lo problemático de las personas irremediablemente celosas..., ¿saben jugar, pueden jugar? El miedo, siempre el miedo... Ummmm...

Intensa Forever dijo...

Que alegría retomar nuestros debates ^___^

Tú lo has dicho, Sensaciones
"El miedo, siempre el miedo... "