jueves, 17 de junio de 2010

La casa es el espejo del alma


Dime como está tu casa y te diré como está tu corazón.
¿Mimas tu casa?
¿Hay rincones abandonados?
¿Para quién la has decorado?
¿Está limpia?
¿Cómo te sientes en su interior?
Si te resulta confuso mirar dentro de ti, observa las paredes en las que vives.
Te enseñarán muchas cosas sobre ti mismo.
De la misma manera, si te resulta complicado hacer cambios en tu interior, empieza haciéndolos en el entorno en el que te mueves. El resultado te sorprenderá.

De regalito un link, para ir anotando ideas.


4 comentarios:

Pilar dijo...

Las macetas que compré com ilusión se han muerto de abandono. Touché!
No estoy bien. Me pongo a ello, gracias por el empujón.

Intensa Forever dijo...

Cuida esas plantas, Piluchi : )

JoANNa dijo...

Totalmente de acuerdo... cuando empiezo a estar torcidita... así está la casa, así que me pongo a ordenar para que esté todo en su sitio, en casa y en mi cabeza , )
Besos, Joanna

Belleza Mujer dijo...

Yo al reves... cuando estoy mal mi casa esta reluciente! Bajo stress no paro de limpiar! Saludos