viernes, 1 de mayo de 2009

Cine y amor: Dirty Dancing (1987)


Qué mejor manera de pasar una tarde de fiesta qe con una buena sesión de sofá y cine. Hoy he revisionado Dirty Dancing, el clásico entre los clásicos con el que todas soñamos con el amor verdadero. Viendo la película una vuelve a desear vivir un amor de los de verdad, de los de toda la vida de Dios. Vale que estas películas han echo mucho daño pero qué coño, qué bonito es el amor.
Por otra parte he detectado un par de detalles que antes me habían pasado por alto y que me han parecido curioros. Es lo que hace ver la misma historia 20 años después.
Por una parte Baby, la protagonista femenina de la historia, es una revolución en los personajes femeninos de la época. Valiente y libre de prejuicios. Va a por lo que quiere y no tiene ningún problema en tomar la iniciativa. Cuando le separan de su Patrick, ella le despide con una amplia sonrisa en los labios y sin perder la entereza por un solo momento. Bien por baby! sin duda un modelo a seguir.
También me resulta interesante ver como han cambiado las cosas en el ámbito de la seducción. En la película los personajes se conocen, después se enamoran y finalmente consuman. En las pelis de ahora y en la vida real el orden de los factores ha cambiado.
En fin... más cine por favor :)

7 comentarios:

Alfonso Casas Moreno dijo...

Lo de Baby es muy fuerte, toda una mujer, y esa vozarrona en su versión original, que dominatrix.

pero el mejor momento, viéndolo 20 años después, es una escena en la que Baby hace esconder a su churri para que su familia no les vea juntos. Entonces es cuando Patrick le dice: "tu en realidad no quieres que tus padres sepan que soy tu novio" NOVIO? de rozarse la pepitilla un día y ya son novios?

que buenos tiempos aquellos.

Sensaciones dijo...

Interesante lo que comenta Intensa del orden en el ámbito de la seducción.

Digo yo que tal vez para explicar cuestiones que se suscitan en este blog, pueda ser interesante, por reciente, la Educación sentimental vía literatura -especialmente "de consumo"- que en nuestro ámbito ha cobrado, al parecer, gran importancia a través de Corín Tellado. Por eso sugiero el enlace al artículo de Lidia Falcón, en clave crítica y feminista y... pedagógico-sentimental, ¿o no?

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=490357

A ver qué os parece..., yo creo que es tema de este blog...

betty boop dijo...

Fantástica esta idea de clásicos revisited, Intensa.
Lo de Baby marcó época, desde luego, a mí particularmente me gustó que fuera una heroína tan atípica: pecho pequeño, nariz grande, un cuerpo que no dice mucho y unos ojos que lo dicen todo, OLE OLE!
Querido Alfonso, entonces era mucho más fácil saber cuando era alguien era tu novio porque no era tan fácil enrollarse con la gente pero en fin, esto es buen tema para un poct que, desde aquí te invito a escribir: "¿cuándo se sabe que alguien es tu novio/a".Yo hace tiempo que no ando en esas lides pero recuerdo la incertidumbre de: "qué es lo que tenemos" de una manera no demasiado agradable.
Sensaciones, gracias por la aportación y miraré el artículo de Lidia Falcón.
Aparte de todo esto y volviendo a la relación Baby-chulazo de playa (que no me acuerdo del nombre, vaya!). Esto está genial en el ambiente estival relajado de vacaciones, con sus entretenimientos para niños ricos, playas paradisiacas y tormentas que descargan otras tormentas posteriores pero habría que ver cómo les va a estos dos de vuelta a la city. Baby es muy smart, una mujer inteligente, medianamente culta (creo que estudia en la universidad) y de buena familia mientras que él es un currante que las ha pasado canutas y está acostumbrado a vivir de las mujeres, por muy majísimo que sea, que no digo yo que no...
Besos a todos desde el exilio

Perla del Turia dijo...

¡¡Queridísimas Betty e Intensa! Qué gusto leeros, que hacía mucho que nos teníais abandonados... Dirty Dancing es todo un momentazo de nuestras juventudes, que, seguro, hizo mucho daño, pero ¿qué educación sentimental está libre de dolor? Yo, claramente, achaco muchas de mis conductas maduras (o inmaduras) a que en su día me faltó un amor de verano. Si además hubiera tenido musical incorporado, ya ni te cuento, la gloria. Pero bueno, gaps emotivos aparte, para eso está el cine, para que sublimemos y generemos un montón de hormonas (y reflexiones trascendentales, por supuesto, pero donde esté un buen trallazo de hormonas, que se quite todo...) Besos

Sergio dijo...

muy fuerte la conexion cuqui que hemos tenido sin saberlo!!

nunca hemos hablado entre nosotros de Dirty Dancing que yo recuerde (tal vez lo hicimos en nuestra etapa "verde" y obviamente hemos olvidado), pero mientras vosotros visualizabais la peli ese finde, al otro lado del mediterraneo, bajo una lluvia torrencial y hartos de una caravana interminable, yo defendía a capa y espada ante un turco y una portuguesa (atónitos ante mi exposición) Dirty Dancing como la pelicula mas importante de la decada de los 90 (junto a Top Gun y Le Llaman Bodhi) utilizando entre otros argumentos, los expuestos en este post.

Lo más gracioso de todo es que Dirty Dancing es de los 80, no de los 90!!! jajajajaja

La Juliana dijo...

Le llaman bodhi es de los 90!!

y si. efectivamente, la mejor peli de los 80 es TOP GUN!!

besos a todos!!

Ann dijo...

Buena reflexión lo de los factores cambiados!

Yo recuerdo partes de la peli como: la impertitente hermana de baby,que no entendía muy bien el concepto de esas vacaciones.. en una especie de ressort o algo así(que por entonces ese concepto ni lo conciamos),el feeling con Patrick (macarrilla bonachón) , y la escena final cuando se pone los convencionalismos por montera!!!de película!!!; )